PIAR
LOADING
Muevan las industrias_Mónica Rivera

“Muevan las industrias”

En los últimos 15 años Lima ha crecido de manera exponencial. La migración de las industrias a las zonas periféricas de la ciudad es una consecuencia natural. Las razones que lo explican son principalmente que terminan siendo acorraladas por las zonas urbanas; con un valor por m2 que se aprecia año a año; y la búsqueda de espacios adecuados para el desarrollo de su actividad de manera eficiente.

Es así que aparece en Perú el concepto “inmobiliario industrial”, que no es otra cosa que grandes urbanizaciones con servicios completos y adecuados para satisfacer las necesidades de las industrias, los que podemos llamar como “parques industriales”, concepto que en otros países funciona desde hace ya varios años, ofreciendo una opción interesante y rentable para las compañías que desean compartir espacios con otras industrias similares y generar sinergias entre ellas. Inclusive llegando a especializarse en características comunes (por ejemplo, exportadores) o sectores para maximizar esta relación.

¿Y cuáles son los puntos a tener en cuenta al momento de realizar una inversión de este tipo? Considerando que el éxito de nuestro proyecto dependerá de la decisión que se tome: Primero, y tomando el mantra de los bienes raíces (location, location, location): la ubicación. Contar con accesos adecuados para brindar las facilidades necesarias en la operación logística que se necesita para el desarrollo de nuestra actividad y que además esta cuente con la formalidad necesaria, permisos y documentación en orden. Los servicios, empezando desde los básicos, serían: energía, agua, desagüe, telecomunicaciones, además seguridad, transporte, salud. Que en suma solamente añaden valor a nuestra inversión.

Y finalmente, pero no por ello el menos importante, el precio, es una inversión. Luego del boom inmobiliario de la última década, el precio por m2 creció de manera exponencial y muchas veces sin un sustento, sin embargo, este fenómeno ya se está corrigiendo. Evaluemos el retorno que obtendremos de ella, considerando también el valor que añade la eficiencia a una adecuada operación de nuestra actividad.

Publicación: Diario Gestión